*

¿Cuáles son los platos preferidos del poder?

El cocinero Carlos Catalino Pérez confesó cuáles son las comidas predilectas de los mandatarios, a quienes alimentó durante casi 40 años.

¿Cuáles son los platos preferidos del poder?
El cocinero de la Casa Rosada, Carlos Catalino Pérez, dio detalles de las dietas de los principales referentes políticos desde mitad de los '70, cuando comenzó a deleitar a todos los que pasaban por la Casa de Gobierno.

Llega todos los días a las 6.30 a Balcarce 50 para alimentar a la Presidenta, sus funcionarios y otros 200 empleados. Sin embargo, las comidas se piensan con dos semanas de anticipación y las cantidades son pautadas entre los chefs, una coordinadora y los empelados de Administración. 

Actualmente, el menú se compone de un primer plato que consta de ensalada o verduras, y un segundo plato que suele incluir carnes rojas, pescado o pollo. Pero también contó que "lo que más sale son las ensaladas porque mucha gente prefiere comer liviano al mediodía. Tienen mucha aceptación las comidas con hojas verdes, como la rúcula y el berro, y con mucho queso".

"La Presidenta vino una vez a saludar y fue un gran gusto. Estábamos muy contentos. Cuando come acá, suele almorzar alguna ensalada o un palier de lomo", comentó Pérez sobre la dieta de Cristina Fernández en una entrevista que le concedió a la revista 7 Días.

Según el cocinero "en general, los mandatarios tienen una dieta sana y nosotros les hacemos pescados, alguna pechuguita de pollo con puré de calabaza o ensaladas".

Con su equipo de trabajo, integrado por cinco colaboradores, se aseguran que antes de las 12 del mediodía los platos estén listos para ser trasladados al comedor y las oficinas. El chef confesó que se disgusta mucho "cuando falta algún producto" porque "un cocinero debe ser detallista y puntual". 

"Es un gran honor ser el cocinero de los presidentes, pero yo nunca sentí como algo especial. Uno pone lo mejor para todo y yo a mis trabajos me los tomo con mucha responsabilidad", afirmó. 

Oriundo de Cayastacito, un humilde pueblo de Santa Fe, este cocinero de 68 años, pronto a jubilarse, confesó que el ex presidente Carlos Menem "venía a la cocina a pedir que le hiciéramos guiso, también le gustaba el locro con falda y, sobre todo, las pizzas y empanadas". En tanto, "a Fernando de la Rúa le gustaban las pastas y las carnes, pero él se tenía que cuidar mucho de la salud y los médicos le decían qué cosas podía comer". 

Consultado por el menú elegido por Eduardo Duhalde, Pérez dijo que lo llamaba personalmente y le pedía ensaladas verdes y pescado,  y su señora, "Chiche", "pedía alguna sopa".

También tuvo el gusto de cocinarle al difunto presidente venezolano Hugo Chávez en una de sus encuentros con su par argentino Néstor Kirchner y contó que les mandó saludos a todos: "¡Era un tipo buenísimo!".



ir a Version Clásica