La modelo mostró su nuevo look rubio a dos meses de la llegada de su primera hija, North West.
El título de mamita del año es para Kim Kardashian, quien a dos meses y medio de convertirse en madre de su primera hija, North West, ya se muestra en plena forma y con look capilar nuevo ya que la siempre despampanante morocha eligió aclarar su larga cabellera.

Kardashian, de 32 años, recibió a su primera hija con el rapero Kanye West a mediados de junio y desde entonces evitó a los paparazzi. Pero su pareja mostró a la pequeña en televisión y parece que eso le dio la pauta de que era momento de salir a la luz del día, y con estilo.

Así, la morocha se convirtió en rubia, como la mostró el sitio E! Entertainment.